La presión de Jorge Martín acaba con sus opciones en MotoGP: Bagnaia lo celebra como nunca

La presión acabó con Jorge Martin de la peor forma posible: Pecco Bagnaia tocó el cielo por segunda vez en Valencia

El campeonato de MotoGP se decidía en la última carrera en ValenciaJorge Martín llegaba con la moral por las nubes después de un sábado al sprint en el que volvió a mostrarse como el piloto más rápido en la parrilla. Pese a eso, sabía que era francamente complicado levantar el título mundial hoy. La distancia seguía siendo amplia, concretamente de 14 puntos con tan solo 25 por disputarse en el trazado del Ricardo Tormo.

Presión, Jorge Martín, Bagnaia
La presión de Jorge Martín le dio el título a Pecco Bagnaia (Fuente ANSA) 360motor.es

Enseguida mostraron su ritmo tanto Bagnaia como Jorge Martín. El italiano tiró como era de esperar desde el principio. El de Prama le intentó adelantar con 26 vueltas por delante, pero en la primera curva se fue largo y en ese momento sus esperanzas eran mínimas para ser proclamado campeón hoy. Estuvo cerca de poder adelantarlo, pero el rebufo le jugó muy mala pasada. Mientras tanto, Bagnaia seguía sintiendo el aliento de Binder, que aguantaba el ritmo del de Ducati contra todos los pronósticos. La distancia justo en ese momento, con 24 giros aún, era de 31 puntos. Una tarea más que imposible.

Adiós a todas las opciones: la emoción pudo con Jorge Martín

Cuando aún restaban algo más de 20 vueltas para el final, Jorge Martín ponía su punto y final al campeonato de MotoGP. El de Prama se desesperó mucho detrás de Viñales. El piloto no le dejaba pasar en ningún momento, y, si tenía que hacerlo, debería ser por méritos propios y no por dejar pasar a su compatriota.

Presión, Jorge Martín, Bagnaia
La presión de Jorge Martín le dio el título a Pecco Bagnaia (Fuente ANSA) 360motor.es

Finalmente consiguió adelantar a Maverick, pero delante estaba Marc Márquez. El de Cervera se despedía del equipo Repsol Honda en Valencia. Muchas veces tocó el cielo con la marca japonesa, pero esta vez mordió el polvo de la peor forma posible. Jorge Martín intentó adelantarlo en un lugar en el que no se podía pasar. Seguramente lo intentó víctima de la presión de esos nervios que tan malas pasadas juega siempre. Tocó a Marc y ambos se fueron al suelo de la peor forma posible. El ocho veces campeón del mundo acabó más que dolorido.

Instantes después comunicaban por radio a Pecco Bagnaia lo que todos sabían: «Martín out, Martín out». El italiano ya sabía que iba a ser campeón del mundo, de ahí que no forzase tanto su situación y dejar pasar a Binder y a Miller. En tercera posición, y sin arriesgar lo más mínimo por delante, aunque finalmente ganó la carrera. El de Ducati Corse se proclamaba campeón del mundo por segunda vez en su carrera deportiva. La presión de Jorge Martín le dio el título a Bagnaia, pero lo hizo de la peor forma posible.

 

Impostazioni privacy